Visita de Paul Maudaule

»»Visita de Paul Maudaule

Visita de Paul Maudaule en 2016

El 31 de abril y 1 de mayo de este año, hemos tenido la suerte de conocer a Paul Maudaule, que ha venido a Madrid a visitar a Christophe-Besson y a Sandra.

En este encuentro estuvieron también nuestros compañeros, Juan Antonio Timor (Centro Tomatis Zaragoza), Feliciano y Mónica (Centro Tomatis Zana).

Paul habló sobre la nueva visión que han aportado los libros de Norman Doidge, el primero “El cerebro se cura a sí mismo”, y el más reciente “The Brain’s Way Of Healing”, que introduce un capítulo específico sobre Tomatis.

Comentó que los libros de Doidge han sido un referente en su manera de entender Tomatís, y la repercusión mediática que han tenido para su clínica, con una escala potencial en clientes. Paul en ese sentido hizo mucho hincapié en la “neuroplasticidad”, y cómo lo aborda desde nuestro método.

Visitó el centro de Feliciano y Mónica, e hizo una exposición de cómo realizaba la evaluación de las personas que acuden a su centro Tomatís y de cómo tiene sistematizado “los indicadores de la escucha”.

El origen de este enfoque está en la necesidad de evaluar de una manera objetiva sin tener que utilizar nuestro test, por las limitaciones de espacio que existía en los centros escolares donde se pretendía aplicar.

Nos sorprendió el enfoque, especialmente por lo pormenorizado que es, las aplicaciones específicas que tiene a distintos grupos de edad, y los resultados constatables y verificables que obtiene. Todo esto lo denomina “la rueda”, ya que el resultado que obtiene es una gráfica circular, tipo “tela de araña”.

Por supuesto le pedimos que lo compartiera con nuestra Asociación, pero nos dijo que era necesario explicarlo de una manera más detallada. No obstante, le solicitamos que en la primera ocasión que viniera a España diera un monográfico para los miembros de Altomtomatis. En esta idea insistió especialmente Juan Antonio, y quedamos aplazados para la primavera del 2017.

2019-06-05T18:25:08+01:00 1 mayo, 2016|Actividades|Sin comentarios

Deje su comentario